sábado, 31 de octubre de 2015

Un Sentido Centenario



   Este blog comenzó como una terapia personal tal y como describí en la primera entrada. Ahora se cumplen 100 editoriales, un centenario muy particular para esta publicación ya que prácticamente no he tratado temas de actualidad ni modas, lo cual no es nada fácil. Sería trivial escribir diariamente sobre política, deportes, música, el tiempo... pero no. Mantener un blog así tampoco requiere una dedicación especial pero sí un estado de ánimo y unos pensamientos críticos y de temática variada. He viajado por muchos y diversos caminos de pensamiento tratando de estimular la mente del lector y que éste no sea mediocre sino que sea inquieto y crítico con lo que le rodea y con lo que la sociedad le plantea. Solo así se consigue formar una clara y analítica idea del complejo mundo en el que nos ha tocado vivir.
   Mi intención es seguir en la misma línea actual, ofreciendo nuevos desafíos a las mentes inquietas que me siguen leyendo, aunque sean pocas, con una me basta para no cejar en mi empeño, y siempre escribiendo apartado de las modas y lo actual, tal y como comenté en alguna entrada.
   Gracias a ti, lector/lectora por estar ahí, incluso si han sido pocas las veces que has leído algo escrito por mí, ya sean estas entradas o algún que otro de mis relatos cortos (está mal que yo lo diga pero ya sé que mi novela es cara y, por desgracia, no puedo hacer nada al respecto aunque recomiendo su lectura, ¡faltaría más!)
Gracias.

El Arte de la Guerra (Sun Tzu)

   Las claves de "El Arte de la Guerra" de Sun Tzu. La idea fundamental que subyace en este tratado va más allá de la guerra porque es un libro para comprender las raíces de un conflicto o problema y buscar una solución. Está plenamente vigente ya que se pueden sustituir las palabras "ejército" por "empresa" y "armamento" por "recursos", por citar algunos ejemplos.
   La filosofía de este tratado se basa en dos principios fundamentales:
1.- El arte de la guerra se basa en el engaño.
2.- El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar.

-Sobre la evaluación:
La guerra es de vital importancia para el Estado; es el dominio de la vida o la muerte, el camino hacia la supervivencia o la pérdida del Imperio.

-Sobre el inicio de las acciones:
Nunca es beneficioso para un país dejar que una operación militar se prolongue por mucho tiempo.
Si utilizas al enemigo para derrotar al enemigo, serás poderoso en cualquier lugar a donde vayas, así pues, lo más importante en una operación militar es la victoria y no la persistencia ya que un ejército es como el fuego: si no lo apagas se consumirá por sí mismo.

-Sobre las proposiciones de la victoria y la derrota:
Es mejor conservar a un enemigo que destruirlo.
La victoria completa se produce cuando el ejército no lucha, la ciudad no es asediada, la destrucción no se prolonga durante mucho tiempo y, en cada caso, el enemigo es vencido por el empleo de la estrategia.
Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro. Si no conoces a los demás pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra. Si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla.
Si eres capaz de ver lo sutil y de darte cuenta de lo oculto, irrumpiendo antes del orden de batalla, la victoria así obtenida será una victoria fácil.
Un ejército victorioso gana primero y entabla la batalla después. Un ejército derrotado lucha primero e intenta obtener la victoria después.

-Sobre lo lleno y lo vacío:
Los buenos guerreros hacen que los adversarios vengan a ellos y, de ningún modo se dejan atraer fuera de su fortaleza.
Cuando los adversarios llegan para atacarte, no luchas con ellos sino que estableces un cambio estratégico para confundirlos y llenarlos de incertidumbre.
Haz que los adversarios vean como extraordinario lo que es ordinario para ti y viceversa. Esto es inducir al enemigo a efectuar una formación y, una vez vista la formación del adversario, concentra tus tropas contra él. Como tu formación no está a la vista pero la de tu contrincante sí, éste dividirá con toda seguridad sus fuerzas.
La victoria en la guerra no es repetitiva, adapta su forma, no hay dos formas de victorias iguales.

-Sobre el enfrentamiento directo e indirecto:
La dificultad de la lucha armada es hacer cercanas las distancias largas y convertir los problemas en ventajas.
Un ejército perece si no está equipado, si no tiene provisiones o si no tiene dinero.
Para ocupar un lugar divide a tus tropas; para expandir tu territorio divide los beneficios.
No persigas a tu enemigo cuando finja una retirada ni ataques tropas expertas. Espera.
No presiones a un enemigo desesperado.

-Sobre los nueve cambios:
Los generales que conocen las variables posibles para aprovecharse del terreno, saben cómo manejar las fuerzas armadas.
Cansa a los enemigos manteniéndolos ocupados y no dejándoles respirar.
El beneficio y el daño son interdependientes y han de tenerse en cuenta.
Si puedes recordar siempre el peligro cuando estés a salvo y el caos en tiempo de orden, permanece atento al peligro y al caos mientras todavía no tengan forma y evítalos antes de que se presenten. Ésta es la mejor estrategia de todas.

-Sobre la distribución de los medios:
Las maniobras militares son el resultado de los planes y las estrategias en la manera más ventajosa de ganar. Determinan la movilidad y la efectividad de las tropas.
Si los emisarios del enemigo pronuncian palabras humildes mientras que éste incrementa sus preparativos de guerra, quiere decir que va a avanzar. Cuando se pronuncian palabras altisonantes y se avanza ostentosamente es señal de que el enemigo se va a retirar.
El enemigo que actúa aisladamente, que carece de estrategia y que toma a la ligera a sus adversarios, inevitablemente acabará siendo derrotado.
Cuando las órdenes se dan de manera clara, sencilla y consecuente a las tropas, éstas las aceptan. Si son razonables, justas, claras y consecuentes, entonces existe una satisfacción recíproca entre el líder y el grupo.

-Sobre la topografía:
Las seis maneras de ser derrotado: no calibrar el número de fuerzas, ausencia de un sistema claro de recompensas y castigos, insuficiencia de entrenamiento, pasión irracional, ineficacia de la ley y el orden, fallo de no seleccionar a los soldados fuertes y resueltos.
Cuando las leyes de la guerra señalan una victoria segura es claramente apropiado entablar batalla incluso si el gobierno ha dado órdenes de no atacar. Si las leyes de la guerra no indican una victoria segura, es adecuado no entrar en batalla aunque el gobierno haya dado la orden de atacar.
Es vital que los movimientos de tus tropas y la preparación de tus planes sean insondables. Si no tienen otra opción, tus tropas lucharán hasta el final en cualquier situación y terreno.

-Sobre el arte de atacar por el fuego:
Cinco clases: quemar a las personas, quemar los suministros, quemar el equipo, quemar los almacenes y quemar las armas.
En general, el fuego se utiliza para sembrar la confusión en el enemigo y así poder atacarle.

Sura (Azora) LXVII - En Nombre del Dios Clemente y Misericordioso

1. Bendito sea aquel en cuya mano está el imperio y que es Omnipotente.

2. El es el que ha creado la muerte y la vida para ver quién de vosotros obraba mejor. Es el Poderoso, el Indulgente.

3. Él ha formado los siete cielos colocados unos sobre otros. No hallarás ninguna
imperfección en la creación del Misericordioso. Levanta los ojos hacia el firmamento;
¿ves en él una sola hendidura?

4. Levántalos dos veces más, y tus miradas volverán a ti frustradas y fatigadas.

5. Hemos ornado el cielo más inmediato a este mundo de antorchas; las hemos colocado
en él a fin de rechazar a los demonios, para los cuales hemos preparado los braseros del
infierno.

6. Los que no creen en Dios recibirán el castigo de la gehena. ¡Qué horrible mansión!

7. Cuando sean precipitados en ella, te oirán rugir, y el fuego arderá con fuerza.

8. Poco falta para que el infierno estalle de furor: siempre que se precipite en él a una
multitud de infieles, los guardianes del infierno les gritarán: ¿No había ido a predicaros
ningún apóstol?

9. -Sí, responderán; apareció un apóstol en medio de nosotros; pero le hemos tratado de impostor, le hemos dicho: Dios no te ha revelado nada. Estáis en un torpe error.

10. Dirán: Si hubiésemos escuchado, si hubiésemos reflexionado, no seríamos arrojados
en este brasero.

11. Harán la confesión de sus crímenes. Lejos de aquí, oh vosotros, habitantes del
infierno.

12. Los que temen a su Señor en el fondo de su corazón obtendrán el perdón de sus
pecados y una recompenses generosa.

13. Comunicad vuestras palabras en secreto o entregadlos a todos. Dios conoce lo que los
corazones encierran. Dios conoce lo que encierran los corazones.

14. ¿Y cómo no lo ha de conocer el que lo ha creado todo, el Sutil (que lo penetra todo),
el Instruido?

15. Él es el que os ha allanado la tierra. Caminad a través de sus playas y alimentaos con
lo que Dios os concede. Seréis resucitados para volver hacia él.

16. ¿Estáis seguros de que el que está en los cielos no abrirá la tierra a vuestro paso? Ya
tiembla.

17. ¿Estáis seguros de que el que está en los cielos no enviará contra vosotros un huracán
que lance piedras? Entonces sabréis lo que son mis advertencias.

18. Otros pueblos anteriores acusaban a sus profetas de mentiras. ¡Qué terrible fue mi ira!

19. ¿No ven a los pájaros sobre sus cabezas desplegar y recoger sus alas? ¿Quién los
sostiene en los aires, más que el Misericordioso? Lo ve todo.

20. ¿Quién es el que puede sustituir a un ejército y socorreros contra el Misericordioso?
En verdad, los infieles están en una ceguera.

21. ¿Quién es el que os dará el alimento si Dios lo retiene? Y, sin embargo, persisten en
su maldad y huyen de la verdad.

22. El hombre que se arrastra labrando la tierra con su frente ¿va mejor guiado que el que
camina derecho por el sendero recto?

23. Di: Es él el que os ha creado, el que os ha dado oído, vista y corazones capaces de
sentir. ¡Pocos hombres le dan acciones de gracias!

24. Di: Él es el que os ha diseminado por la tierra y el que os reunirá algún día.

25. ¿Cuándo se cumplirán, pues, esas amenazas?, preguntan; decidlo, si sois verídicos.

26. Responde: Dios sólo tiene conocimiento de ello; yo no soy más que amonestador
encargado de advertir abiertamente.
27. Pero cuando vean el castigo de cerca, sus caras se nublarán. Se les dirá: He aquí lo
que preguntabais.

28. Di: ¿Qué os parece? Ora que Dios me haga morir a mí y a los que me siguen, ores que
tenga piedad de nosotros, ¿quién protegerá a los infieles contra el castigo terrible?

29. Di: Él es el Misericordioso; creemos en él y ponemos en él nuestra confianza. Algún
día sabréis quién está en el error.

30. Di: ¿Qué os parece? Si mañana absorbe la tierra todas las aguas, ¿quién hará brotar
agua corriente y límpida?

miércoles, 21 de octubre de 2015

Falso Regreso al Futuro



   Hoy, 21 de octubre de 2015, es la fecha a la que viajan los protagonistas de la trilogía “Regreso al Futuro” y es conmemorada en todo el mundo por los cinéfilos que visionaron en su momento tan fantástica saga, así como las nuevas generaciones de aficionados al séptimo arte. Las fechas que aparecen en la pantalla del Delorean son: 5 de noviembre de 1955, 26 de octubre de 1985 y 21 de octubre de 2015, intervalos de 30 años, si nos fijamos bien…
   Pero ¡¡no!! El 21 de octubre de 2015 no debió aparecer nunca en ese calendario digital del salpicadero del Delorean porque Doc, el hiperactivo inventor de muchas cosas, quería viajar, si hablamos en aquel 1985, al futuro de 25 años, es decir, al año 2010 (si este blog hubiera existido en ese año, el que escribe hubiera redactado entonces esta entrada). Dicho comentario aparece en la primera parte de la saga cuando Doc le relata a Marty McFly (un chaval inquieto amigo de Doc) que ha construido la máquina del tiempo en forma de coche tuneado, muy al comienzo de la película. ¿Por qué pasa desapercibido? Que yo recuerde, en 2010 no apareció ninguna reseña en ningún medio de comunicación tal y como en estos días han aflorado, lo que da pie a pensar que el poder de la información en este país deja mucho que desear y su imparcialidad y rigor está totalmente sobrevalorada, como se intuye en la entrada Periodismo Liberal o la Virtud de Ser Omnipresente.
   Plutonio, condensador de fluzo, 1,21 gigowatios… son algunas de las expresiones que nos dejó esta fantástica trilogía que respira limpieza moral, sencillez, aventuras, humor, amor y amistad fiel por los cuatro costados, como se suele decir. Muy recomendable es su visionado en cualquier época del año y en cualquier fecha y no pierde ni un ápice de frescura a pesar de los años. Steven Spielberg sabía hacer bien las cosas y llegar al gran público, ese público que no debe quedarse con lo que le cuenten otros, ese público que debe tener su propia opinión, ese público que se hubiera fijado en el deseo de Doc de viajar a 2010 en vez de a 2015.

martes, 6 de octubre de 2015

Periodismo Liberal o la Virtud de Ser Omnipresente

   Que el periodismo actual es bastante deficiente no es ninguna novedad, constatado el hecho de que las facultades de periodismo de este país están repletas de pseudo-intelectualoides con un gran sentimiento de frustración hacia otras ramas de las letras. Eso o que no les llegaba la nota para cursar otra carrera. Este ambiente es, por tanto, un excelente caldo de cultivo para incultos, inadaptados libre-pensantes y mucha chusma. Dícese por ende, incultas, inadaptadas libre-pensantes y otra chusma, para que nadie vea discriminación por mi parte hacia el sexo extremadamente débil.
   Un periodista, ante todo, ha de saber escribir, saber expresarse y saber comunicar el hecho o acontecimiento en sí de forma objetiva porque, de lo contrario, no se ejerce el periodismo sino la opinión y, para opinar, vale cualquiera, desde un docto académico hasta un niño de corta edad.
   Se observa, desde hace tiempo (nótese la reflexividad de la frase, lo cual indica objetividad por mi parte y no subjetividad) en los medios de comunicación hablados y escritos de este país, es decir, televisión, radio y prensa escrita, un curioso fenómeno cuya singularidad cabe resaltar: pululan por los diversos medios informativos los mismos individuos (e individuas, como diría aquella) que, se supone, son periodistas pero que, a la hora de la verdad, son presentados como "analístas políticos", "contertulios" y, las menos veces, "periodistas" a secas, es decir, lo que dicen que son. De número escaso, quizás sean alrededor de diez personas las que protagonizan dicho fenómeno.
   Los he visto en la televisión en diversas cadenas (no me lo han contado, no soy notario pero doy fe), los he escuchado en diversas emisoras de radio y los he leído en distintos periódicos. Lo curioso es que van rotando de televisión en televisión y de radio en radio (en la prensa escrita no sucede ésto) y lo mismo opinan de la subida del iva como hablan de las distintan opciones sexuales en el contexto de la política e, incluso, se echan unas carcajadas en programas televisivos no tan serios. Y siempre con sus mismos tics, forma de hablar y forma de expresarse, lo cual acaba difuminando el mensaje que se pretende transmitir porque la visión de la misma persona opinando de temas muy diversos, hace que el espectador o radio-oyente (no sé cómo se escribe eso) identifique la temática tratada con la persona que la narra, por lo que la objetividad es nula e impera la subjetividad y, por tanto, la manipulación del espectador-oyente.
   En definitiva, no sé qué pretende el poder fáctico de la información con esta triquiñuela más propia de otro tipo de países pero, como poco, es preocupante para cualquier persona que quiera saber la verdad estricta sobre una noticia o acontecimiento porque, tal y como está planteada la forma de transmitir las noticias por parte del poder de la información al público, nunca se llega a saber la verdad objetiva sobre nada en concreto, siempre hay que oir, leer y escuchar muy distintos medios para tener una idea sobre una noticia y nunca se llega a saber la verdad objetiva y total sobre nada porque todas las opiniones, relatos y tertulias de los medios de comunicación de este país giran sobre un grupo muy reducido de periodistas - analistas políticos - contertulios - "opinadores", que tienen una opinión (y valga la redundancia, lo que redunda) formada, aunque siempre superficial (sabio refraner español: quien mucho abarca poco aprieta) de todo lo que acontece en la política, la sociedad, las finanzas y hasta los deportes.
   Entonces, ¿para qué sirven los estudiantes zarrapastrosos de periodismo?, ¿porqué se llama "ciencias de la información" si informar no es ninguna ciencia?
   Resumiendo, no te creas todo lo que te dicen ni te cuentan porque, es posible, que ni sea todo ni sea la estricta verdad. Ten espíritu crítico y sé un culo inquieto. Investiga por tu cuenta las cosas y te darás cuenta que lo que te cuento no es un cuento.