martes, 7 de febrero de 2017

Ciencia Vs Padre Nuestro



“Padre nuestro, que estás en los cielos”. La ciencia no concibe la existencia de un padre único de todos los seres humanos (biológicamente es imposible) ni que, suponiendo su existencia y unicidad, no sea real físicamente sino un ente que vive o mora por siempre fuera del planeta Tierra.
“Santificado sea tu nombre”. Como frase única sin contexto, es válida si se admira a una persona. Se loa su nombre.
“Venga a nosotros tu reino”. Al igual que la frase anterior, tiene sentido semánticamente pero da a entender sumisión de un grupo con respecto a un líder o personaje carismático.
“Hágase tu voluntad, así en la Tierra como en el cielo”. Nuevamente induce a sumisión y sometimiento de unas reglas o axiomas fijos que definen el modo de vida de los sumisos. Se trata de poner en práctica en la Tierra el marco que rige en el cielo, supuestamente aceptada su existencia.
“El pan nuestro de cada día, dánosle hoy”. Induce a pensar que ese ser denominado ‘padre’ provee el alimento de los sumisos y sometidos y éstos, se lo reclaman como ha sido hasta ahora durante todos los días anteriores.
“Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores”. El perdón se identifica únicamente con los seres espiritualmente superiores sin ningún rigor científico a la hora de aplicarlo, simplemente se aplica. Implícitamente subyace en la frase que el ser humano es un ser superior que ofrece ese perdón a sus demás iguales, lo cual se contradice a sí mismo y no otorga ningún sentido a la frase aunque sintácticamente está bien construida.
“Y no nos dejes caer en la tentación, más líbranos del mal”. Las tentaciones provienen de la axiomática que domina la religión en cuestión y cada religión posee su axiomática por lo que la tentación no es un sustantivo abstracto puro, ya que posee distintos significados según el marco en el que se englobe. Así pues, caer o no caer en la tentación carece de profundidad y de falta de definición rigurosa del término. Incluso el orador-sumiso se permite ordenarle o exhortar al supuesto padre que le libre de lo que no está descrito como ‘el bien’ de la axiomática y que se encargue de velar por sus súbditos-adoradores. Las reglas lógicas impiden comprender esta frase en la que al ser superior se le manda proteger el libre albedrío de sus inferiores, es decir, un subconjunto estricto de un conjunto más grande se equipara con el conjunto total. No existe tal subconjunto o tal conjunto total.

   Sólo una pincelada del choque frontal entre la ciencia y la lógica y la religión, en este caso, representada por la religión cristiana.

domingo, 5 de febrero de 2017

Media Maratón de Almería: De Nuevo Sin Dorsal

   El día 5 de febrero se disputa la media maratón de Almería que recorre las calles de la ciudad con un recorrido que reparte amores y odios a partes iguales. Una vez más, la he disputado sin dorsal porque no concibo el echo de pagar por correr salvo que sea en recintos cerrados. Soy de la opinión de que no se le pueden poner vallas al campo pero se ve que la inmensa mayoría de los aficionados a esto de pagar por correr cada fin de semana (yo lo fui, que conste) no ve el bosque porque se lo impiden los árboles.
   No me voy a extender en explicar lo ya explicado en la entrada Correr Sin Dorsal Mola Más, y simplemente comentar que he disfrutado mucho yendo con 3 amigos de Correr Fácil riéndonos y palpando las calles vacías de coches, aunque solo sea por un día. Un pequeño sprint del 19k al 20k a 3:16 m/k me ha servido para desentumecer las piernas y sentir el aire en la cara, una delicia. Recomiendo pasar una jornada sin dorsal, basta de engordar los bolsillos de unos pocos.

jueves, 2 de febrero de 2017

¿Lenguaje o Ciencia?

   La película "La Llegada" (Arrival) plantea una cuestión no menor, en el caso de un posible contacto con una civilización extraterrestre mediante una llegada a nuestro planeta. La pregunta clave es qué se le plantea primero a un nuevo modo de vida desconocido para poder entendernos con ellos, si el lenguaje o la ciencia. Es evidente que los humanos nos comunicamos entre nosotros usando el lenguaje en sus distintas formas y tipos pero a igualdad de nivel intelectual, por lo que el entendimiento se consigue en casi todas las situaciones, salvo en casos excepcionales: lenguajes de símbolos ya extinguidos o el manuscrito de Voynich (en estas situaciones no existe el interlocutor). No podemos comunicarnos con los demás seres vivos de nuestro planeta con la misma capacidad de lenguaje pero los seres humanos podemos "intuir" el comportamiento animal estudiando y analizando lo que representan dichos lenguajes entre los distintos tipos de especies animales y podemos así deducir significados de esos lenguajes no humanos. Esto es posible por la capacidad del ser humano de analizar, sintetizar deducir e inferir conclusiones a partir de unas hipótesis (razonamiento lógico-deductivo) debido al superior nivel intelectual de los humanos con respecto a los demás seres vivos de nuestro planeta.
   La diferencia entre esa comunicación con los animales terrestres y los posibles visitantes extraterrestres o contactos no físicos (captación de mensajes de radio exteriores a nuestro planeta) está en que la otra parte, el otro u otros interlocutores, si visita nuestro planeta o envía mensajes de radiofrecuencia, posee un nivel intelectual y tecnológico igual o superior al del ser humano por lo que el lenguaje que se usaría para interactuar, en mi opinión, quedaría en segundo plano y prevalecería la cuestión de averiguar, por las dos partes, cuánta y qué tipo de tecnología se ha llegado a desarrollar. Evidentemente, si somos visitados, estos visitantes han de ser tecnológicamente superiores al ser humano porque los seres humanos no hemos sido capaces hasta ahora de visitar otros planetas o galaxias salvo nuestro muy cercano satélite natural. Se deduce pues, que nuestros lenguajes y formas de comunicación serían fácilmente implementadas por posibles visitanes extraterrestres dada su supuesta inteligencia superior, de ahí que la ciencia predomine en esos primeros hipotéticos contactos, en el caso planteado en esa película que basada en un relato corto (película mediocre, en mi opinión).
   Obviamente la ciencia posee un lenguaje universal incluso si nos ceñimos solamente a los seres humanos ya que la ciencia tiene un único lenguaje y las cuestiones técnicas se reducen a símbolos y equivalencias muy fácilmente identificables en cualquier idioma terrestre. El número 'Pi', para una civilización extraterrestre avanzada, sería perfectamente conocido tanto en significado como en aplicaciones y los símbolos lógicos estandarizados en nuestro lenguaje serían distintos, evidentemente, pero equivalentes en significado en cualquier posible forma de comunicación porque representan cuestiones no ambiguas como son las posibles interpretaciones de las distintas semánticas de los distintos idiomas y lenguajes de los seres humanos.
   Otra cuestión interesante que se plantea en esa película es que los posibles visitantes extraterrestres han de poder manejar la dimensión temporal no solo de forma lineal como le sucede al ser humano porque, de otra forma, el hombre ya habría contactado con alguna civilización con la misma tecnología o superior a la nuestra (creo fervientemente en la fórmula de Drake). No entraré en cuestiones temporales de linealidad, universos paralelos o los viajes en el tiempo por ser preguntas mucho más complejas, especulativas y, en la mayoría de los casos, utópicas que entran de lleno en el campo de la imaginería.
   Simplemente he querido tratar en esta entrada con breves pinceladas la dicotomía entre lenguaje y ciencia en el hipotético caso de una visita. Me quedo con la ciencia.